UTE VIA XURRA

22 Dic, 2018

La Empresa CIVIS-VALTER UTE PUENTES FGV ha completado el “Proyecto de Construcción de Pasarela Ciclopeatonal de la Vía Xurra sobre el Barranco del Carraixet entre Alboraia y Almàssera (Valencia)” incluido en las actuaciones que la Consellería d’Infraestructures, Territori i Medi Ambient, a través de la Direcció General d’Obres Públiques, Transports i Mobilitat, tiene previsto ejecutar dentro del Programa Operativo de Desarrollo Regional de la Comunitat Valenciana (FEDER) 2014-2020 de la Unión Europea.

La Vía Xurra se ha convertido en una vía ciclopeatonal que ha aprovechado el trazado histórico de la antigua línea del ferrocarril que conectaba Aragón con Valencia, pasando por pueblos de la comarca de l’Horta Nord, como Almàssera, Alboraya, Meliana o Rafelbunyol. Esta vía es aprovechada para fines lúdicos, pero también por su conexión directa con Valencia, permite los desplazamientos de corto recorrido por otros motivos a pie o en bicicleta.

Asimismo, se realizarán las preceptivas Pruebas de Carga en las estructuras que así lo requieran de acuerdo a las inspecciones realizadas y a los criterios de la Dirección del Contrato. Finalmente, se elaborarán los Planes de Inspección y Mantenimiento particular de cada puente que sirvan de base para la descripción, organización  y ejecución  de las actividades a desarrollar en el futuro para garantizar su adecuado mantenimiento, conservación y vigilancia preventiva.

En la actualidad, el carril ciclopeatonal de la vía Xurra está interrumpido longitudinalmente en el punto de cruce del barranco del Carraixet. Para poder cruzar este cauce, los usuarios deben desviarse hacia la carretera CV-311 situada a unos 100 metros, aguas abajo, de la traza de la vía Xurra usando un carril bici por la margen de las motas del río y paso por la estructura existente de la CV-311. Se ha podido observar que existe un tráfico de peatones y ciclistas bastante elevado que utiliza esta red.

Se prevé una pasarela ciclopeatonal con un ancho útil de 5.0 m y una longitud en planta de, aproximadamente, unos 70 m. Estructuralmente, se trata de un arco atirantado tipo “Bow-string” cuya geometría en planta resulta de la intersección de un cilindro parabólico y dos cilindros de eje vertical con directriz circular.

En los accesos a la pasarela, en los que la geometría resultante se ensancha hasta su máximo, se generan sendos huecos que permiten el acceso al tablero bajo el arco, a modo de pórtico de entrada.

Los elementos principales son:

  • Arco superior, en este caso de directriz parabólica de segundo grado y eje coincidente con el del Carraixet.
  • Nervio longitudinal o tirante inferior, que recoge las fuerzas horizontales en arranques de arco, evitando su transmisión a los estribos.
  • Costillas transversales, que permiten disponer de una plataforma ancha de circulación con voladizos sobre el nervio central.
  • Péndolas, que transmiten las cargas aplicadas sobre el tablero hasta el arco.

Esta tipología presenta algunas ventajas que hacen que se adapte de forma óptima a los condicionantes del proyecto:

  • Permite salvar la luz entre márgenes del Carraixet sin apoyos intermedios, evitando afecciones hidráulicas sobre el mismo.
  • El canto de la estructura bajo la rasante es mínimo, adaptándose a las cotas de los accesos desde las márgenes sin necesidad de rampas o escaleras, manteniendo el cauce de avenidas libre de obstáculos.
  • Las reacciones transmitidas al terreno son fundamentalmente verticales, minimizando y simplificando los elementos de cimentación.
  • Al proyectarse metálica, está prevista su fabricación parcial en taller, montaje en obra y colocación mediante gruas “de una pieza”.
  • El material escogido (acero “autopatinable”) presenta un mantenimiento mínimo, al autoprotegerse generando una pátina de óxido. Los elementos accesibles a los usuarios (péndolas y pasamanos de barandilla) se prevén de acero inoxidable.

Etiquetas: ciclopeatonal | pasarela